Acuerdo familiar

17/02/2018

Para lograr una visión compartida.

Para Roberto Martín, socio de la consultora Ferrari Herrero, a los fundadores les interesa que la firma continúe en propiedad de las nuevas generaciones por razones no sólo económicas. «Por múltiples causas -que responden a la naturaleza del hombre: su deseo de inmortalidad, el temor o ansiedad que genera la idea de envejecer o la muerte o el dar por obvio lo que requiere ser dialogado y consensuado-, este Interés no siempre es un tema importante en su agenda.»

A veces, esta aspiración del fundador es tan fuerte e inconsciente que configura un modelo de cómo debería ser dicha continuidad. Y por ser más un deseo emocional del fundador que una reflexión, esta continuidad deseada puede no ser sustentable. ¿Por qué? «Porque requiere del acuerdo de voluntades, inteligencias, compromisos y sueños entre personas (padres e hijos, de los hermanos entre sí, etc.) y no sólo de los anhelos proyectados del fundador o de una generación hacia la próxima. Sólo es viable si se logra una visión compartida entre los miembros de la familia», explica el especialista.

La herramienta fundamental para desarrollar esta visión compartida es el «proceso del acuerdo familiar», que sirve para definir las estrategias y cursos de acción que permitan viabilizar la continuidad en los ámbitos de la dirección y la gestión y sirve de base para poder escoger los instrumentos organizacionales y jurídicos (societarios e impositivos) que ayuden a darle la mayor consistencia y viabilidad a lo acordado: entonces se decidirá el diseño organizacional y cuáles serán los órganos de gobierno, cambios de estatutos o de formas jurídicas societarias, fusiones o escisiones, sindicación de acciones, fideicomisos, entre otras.

Para el especialista, también es importante distinguir los ámbitos de propiedad, dirección y gestión, dentro de la empresa. «El fundador sintetiza en su persona estas tres dimensiones. Y cuando se plantea la continuidad es fácil intentar abordar la planificación como un solo ‘paquete’. Sin embargo, se requiere distinguir y preparar los tres ámbitos con estrategias complementarias pero distintas. Ello permitirá que la transferencia generacional, la cobertura de los roles en la empresa y las competencias de los miembros de la familia se canalicen adecuadamente»

 

Fuente:
Revista Pymes 2008
Acuerdo Familiar: Lograr una visión compartida
Descargar el artículo en PDF